El hidrógeno llega a los cielos

¡Cada día crece más el uso del hidrógeno como combustible para los vehículos,

pero en este caso llegó hasta los cielos!

Ya que la aerolínea EasyJet comenzó las pruebas para instalar células de combustible alimentadas de hidrógeno en sus aviones. Este sistema le permitirá reducir sus gastos en 35 millones de dólares, al ahorrar 50.000 toneladas de combustible al año. Produce un cambio no sólo para la compañía sino también uno sumamente positivo para el medio ambiente al disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El concepto de avión híbrido que vamos a implementar es a la vez una visión del futuro y un desafío para nuestros socios y proveedores para continuar ampliando los límites en la reducción de las emisiones de carbono.

Ian Davies, Jefe de Ingeniería de easyJet.

La búsqueda de alternativas para reducir los altos costes del combustible, ha llevado a EasyJet a recurrir a la instalación de células de hidrógeno para utilizar en sus recorridos en pista. La utilización de este combustible supondría eliminar el uso de los motores de inyección de combustible fósil. Los 240 aviones de Easyjet recorren en tierra casi 6.500 millones de kilómetros al año, equivalentes a ocho veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

El sistema utiliza una pila de combustible de hidrógeno situado en la bodega de la aeronave y permitirá que la energía sea capturada mediante los frenos de la aeronave en el aterrizaje para cargar las baterías ligeras del sistema cuando la aeronave está en el suelo.

2016020413260485081

El Sistema Ecológico de Rodadura en Pista o Electric Green Taxing System (EGTS), incorpora los motores en el tren de aterrizaje principal, con lo que al ser el punto de máxima tracción. Cada aeronave tendrá motores en sus ruedas principales y los controladores electrónicos y del sistema darán a los pilotos un control total de la velocidad de la aeronave, dirección y frenado durante las operaciones de rodaje.

El sistema de rodaje verde eléctrico está pensado para mejorar significativamente la eficiencia operacional aérea, además de proporcionar las mejoras ambientales por la reducción de emisiones generadas por el rodaje en pista. Además, se aprovechará el agua que producen, como residuo, las baterías de hidrógeno para las cisternas de los aviones. EasyJet será la primera compañía en incorporarlos en vuelos comerciales.

Fuentes El país y Cinco Días, España

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *